OBRA COMPLETA

EXPOSICIÓN EN ORDEN CRONOLÓGICO

Caminito. Mañana de invierno

Oleo 55 x 38

Farolito centinela en Caminito, La Boca república independiente, en Buenos Aires querido.

Light according to color

Oil 81 x 60

Color is determined by the shapes that vary in its movement, the incidence of light.

Caminito . In the siesta.

Oil 60 x 45.

Change of light in Buenos Aires

Oil 50 x 65

From a radiant day, in the upper part of the painting, to a closed night in the lower part. Everything is possible next to La Chacarita in Buenos Aires.

The other side of Calle Mayor, in July

Oleo 65 x 54

The backyards are embellished thanks to the broken lees that integrate them.

Los cipreses del puente.

Oleo 65 x 82.

El antiguo valle fluvial ,es cruzado por un largo suspiro de cemento y hierro.

Reflejos y azules. Mazarrón.

Oleo 65 x 93.

Los azules sobre azul de los atuneros rompen los ya muy azules del Puerto de Mazarrón.

Azules sobre el Liffey. Dublin.

Oleo 60 x 90.

Joyce y Ulises, ambos y los dos , quedaron atrapados eternamente en Dublin por los reflejos nocturnos del Liffey.

Noche del sábado.

Oleo 73 x 92.

Nosotras estábamos aqui mucho antes que la iglesia ,asi que… ; es nuestra.

Terraza en agosto. Montpellier.

Oleo 92 x 73.

La Luz juega con el carmín del toldo y el verde de la coca en una terraza del Midi francés.

Luz de abril según Lorca.

Oleo 80 x 100.

El azul cobalto con turquesa, añadidos a mucha luz y esperanza, dan el Azul Lorca.

Albufera en verde y azul.

Oleo 100 x 65.

El agua no está tan profunda, ni la laguna tan inquietante como sugieren los reflejos.

Luz de febrero. Alcantarilla.
Oleo 55 x 83
A la luz incierta del atardecer la fealdad de los edificios se diluye.

El Gran Canal y luz de octubre

Oleo 50 x 64

El agua del canal presta su color sepia al cielo y al sol

Tarde de agosto.Valdemosa

Oleo 37 x 55

Entre los multiples tonos de verde, de los jardines de la cartuja, reina una extraña paz.

Reflejos de septiembre. Mazarrón.

Oleo 60 x 90.

Una playa de Mazarrón. Siempre a una determinada hora , el cielo y el mar , intercambian sus reflejos.

Reflejos en verde.

Oleo 73 x 100.

Se diría que el cielo y los arboles están en el canal, y no sobre el.

Viena desde la Noria del Pratter.

Oleo 54 x 82.

La Viena imperial se deja observar desde las antiguas cabinas.

La feria del muelle.Brighton.

Oleo 100 x 75.

La ilusión de los niños de ahora aún mantiene la transnochada feria del antiguo imperio.

Mata de les rates

Oleo 73 x 95.

La vieja albufera conserva mucha vida , además de historia.

Luz de mayo en la rueda.

Oleo 60 x 80.

El verde de la huerta y el agua , dan sentido a la rueda.

Luz con azul y verde.

Oleo 90 x 65.

Confortablemente instalados en el espejo de los canales del Midi, los verdes de los árboles y los azules.

Aquí no hay segundo.

Oleo 130 x 95.

Solo hay un ganador , no habrá segundo, solo fracasados. Es la copa de America.

Sobre las líneas y el color.

Oleo 73 x 100.

Formas que ondulan y vuelan, según les manda la luz que las mueve.

London Transport.Trafalgar Sq.

Oleo 65 x 81.

Desde la histórica altura de su columna, a Nelson casi no le molesta el tráfico; lo distrae.

Picadilly Circus en agosto.

Oleo 65 x 93.

El ángel asiste , apabullado , al ajetreo de la vida de Londres a sus pies, sin atreverse a dispararle su arco.

La sonrisa del puente.

Oleo 60 x 80.

Según desde donde lo mires , el majestuoso puente parece invitar sonriente a visitar su torre.

Ponte Carminatti.Venecia.

Oleo 93 x 65.

Solo el agua mantiene aún en pie, sobre sus reflejos, los palacios y puentes irreales de Venecia.

No desesperes

Oleo 33 x 40.

Asi lo vio Salcillo en La Oracion del Huerto.

Una mano casi imposible, socorre a Jesus

Luz de septiembre tras la puerta de Brandeburgo. Berlin.

Oleo 65 x 92.

Bajo sus arcos y en el silencio de la noche, aún se oye atronar las cadenas de los panzer del Reich.

Plaza Sennaya. S.Petersburgo.

Oleo 81 x 65.

En el corazón de la ciudad de Stalin, en Sennaya,

se compra todo y se vende casi todo.

Reflejos en el Bolshaia Neva.

Oleo 65 x 92.

Las nubes y las pasadas glorias de los zares prestan sus reflejos al gran rio Neva.

Canal del Moyka.S. Petersburgo.

Oleo 61 x 90.

Soberbios en su decrépito esplendor, los palacios de San Petersburgo se miran en sus canales.

Mañana de agosto sobre el Huangpu. Sanghai.

Oleo 73 x 92

Reflejos en el lago Chihu. Kung Ming.

Oleo 65 x 93

Agosto en Kung Ming. Puerta de Sanshi Yi.

Oleo 65 x 81.

La Puerta de Jade Imperial, mezclada con la modernidad pero no unida, desde hace mil años viendo pasar el tiempo.

Agosto en Shanghai.

Oleo 100 x 80.

Nostalgia en los sepias del cielo sobre los oscuros y serenos reflejos del Daguang

Luz de Abril en Lisboa.

Oleo 65 x 81.

Desde Alfama, en la unión de Tajo con el Atlantico, se funde también, el reflejo del agua y del cielo, haciendo líneas quebradas en la riberas y palmeras.

Reflejos en Volledam

Oleo 60 x 80.

A determinada hora de la mañana, las casas reflejadas en el canal, pasan a ser las verdaderas.

Notre Dame tras la lluvia.

Oleo 100 x 80.

El gris en París se impregna de luminosidad adquiriendo categoría de color único y, tan especial, que hasta corrige las formas.

Flores en Capri

Oleo 65 x 92

Mi ilustre colega Axel Munthe las cultivaba en su Villa de San Michelle de Capri.

La caja mágica.

Oleo 60 x 80.

Existe y está en todas partes. A veces nos envuelve. De allí surgen formas y colores, sentimientos y luz; tenue, intensa o suave y envolvente. A veces nos ciega y nos grita y, las más, nos acaricia y susurra al corazón. Pero siempre nos hace sentir vivos, y hasta vivir. Es una caja mágica, es la poesía.

Olmo con viento.

Oleo 60 x 81.

Mientras el aire riza la superficie del agua, la luz en la tarde de octubre ilumina en destellos cada hoja del olmo.

Contraluz de noviembre.

Oleo 54 x 73.

Las formas se fragmentan y se dividen en partes, son líneas quebradas, pero todas se unen por la luz y por las sombras.

30

Tarde de agosto en Ámsterdam.

Oleo 92 x 73.

Entre las quebradas sombras, de una tarde de agosto, en la plaza Rembrandt, hay algo que casi parece calma.

Luz de febrero en La Acropolis

Oleo 74 x 100

Desde la majestuosa altura de Pnyx se ven pasar los milenios, y La Acropolis imperturbable.

Mañana de febrero en el Pireo

Oleo 81 x 60

No hay mañanas frias en El Pireo. Calidas y ricas, como su luz.

Contraluz de octubre.

Oleo 54 x 81.

El contraluz de octubre reflejado en la tierra, el agua y los arboles, iguala a todos con el dorado.

La Catedral según diciembre.

Oleo 92 x 76

La catedral presta a la luz dorada del diciembre murciano, que no al contrario, toda su belleza y elegancia.

Tarde de verano en Amsterdam.

Oleo 65 x 92.

Rueda Quebrada Alcantarilla.

Oleo 60 x 81

Final de trayecto

Oleo 73 x 53

Ahora que el viaje termina me invade la calma.

Columna de Trajano en Agosto. Roma.

Oleo 65 x 81.

Observa los siglos de glorias pasadas y sus restos, desafiando a la verticalidad desde su columna.

Verano sobre la Escalinata. Roma.

Oleo 80 x 60

Los tonos de verde se multiplican en la hiedra centenaria que adorna los viejos palacios de La Escalinata

La Signoria con luz de otoño

Oleo 93 x 65.

La signoria se alza altiva sobre su torre quebrada, dominando desde su altura a toda Florencia.

Venecia quebrada en otoño.

Oleo 61 x 50.

El agua en Venecia sigue reflejando los palacios que desaparecieron.

Ultima luz .Montenegro.

Oleo 81 x 65.

La luz y el viento modifican rapidamente los colores en el cielo y las ramas de los arboles.

Peñiscola desde la luz de junio.

Oleo 81 x 60.

La luz del mediterraneo en junio, iguala y funde el castillo con el mar y con Peñiscola.

San Roque. Abril de 2024.

Oleo 81 x 60.

Las aguas cubrieron la tierra , y formaron de nuevo un mar, y todo se impregno de paz y armonía

Luz de otoño. Ponte Vecchio.

Oleo 100 x 65

El color siena domina en el puente ,en el rio y hasta en el cielo

La Lucia en La Boca

Oleo 45 x 37

En la república independiente de La Boca, situada en pleno corazón de Buenos Aires, quedan los restos nostálgicos de los tangos en forma de antiguos barcos.

Mazarron. Luz de febrero

Oleo 60 x 80

Festival de luces con que nos agasaja algunas tardes el cielo de Mazarron.

Luz de invierno. Rio del Plata.

Oleo 65 x 50.

El Rio del Plata , siempre soñando que es mar, hasta que lo logra.

Luz de agosto, nitido, en el Sena

Oleo 46 x 61

Montmartre tras la lluvia

Oleo 52 x 60

La lluvia hace resplandecer las calles y hasta el Sacre Coeur

Sombras en agosto. Palma.

Oleo 54 x 73.

Son de Palma, calles y plazas tan reales que protegen del sol, y del paso de los tiempos.

Templo en el bosque.

Oleo 100 x 80.

Cuando las aguas se retiraron, arte y naturaleza, como siempre, volvieron a unirse.

Lamina de reflejos

Oleo 75 x 100

Ajena al fragor de las batallas en Estrasburgo transcurre el agua bajo sus reflejos.

Contraluz en Friburgo.

Oleo 73 x 60.

Las parras sombrean las viejas calles en el corazón de Europa.

Libros y hierro en la Osiander de Konstanza

Oleo 80 x 63.

Los libros y el hierro ,las letras y el acero. Grandes y poderosos elementos en la historia.

Gran Canal desde Campo Erberia .

Diptico. Dos cuadros de 81 x 65.

Los palacios venecianos, solo atentos a su decrepito esplendor y al nivel del agua de sus canales.

Piazza Il Campo desde Costa Barbieri.

Oleo,Diptico.Dos cuadros de 81 x 65.

La torre del Mangia asiste impasible a su propio espectáculo de la Piazza. Esto es Siena.

Candados en la Bocana. Konstanza.

Oleo 91 x 65.

Las promesas se encadenan soñando que han de permanecer para siempre. Como la cortesana Imperia con su balanza.

Central Station. Glasgow.

Oleo 91 x 65.

Gloria marchita en la estación de Glasgow con sus trenes, donde todo llega y todo pasa.

Metal con agua. Mi J-Prop.

Oleo 50 x 61.

El metal, el agua y un tercer elemento, el aire, hacen navegar al Airoso. La tierra y el fuego sobran.

80

Moscu patria querída.

Oleo 83 x 95.

En la inmensa plaza y bajo la atenta mirada del Kremlin, caben todos, desde Lenin a San Basilio.

Un laberinto en azul.

Oleo 72 x 93

Caminos que se cruzan y escaleras que suben y desaparecen. No hay un origen ni un destino. Solose unen por un mismo color.

El Puente con azul y ocre.

Oleo 65x 92.

Nuestro Segura sorprende tanto por sus crecidas como por la multitud de luces que acoge.

Moscu patria querída.

Oleo 83 x 95.

En la inmensa plaza y bajo la atenta mirada del Kremlin, caben todos, desde Lenin a San Basilio.

Barco en fiordos.

Oleo 65 x 81.

El azul prusia intenso y oscuro de los fiordos noruegos es mas propio de altamar.

Dia de Locos.

Oleo 75 x 93

Gran dia en el pueblo para unos grandes y magníficos locos, que determinarán nuestro futuro.

Olas en el Malecon

Oleo 93 x 65.

La ola suspendida sobre su reflejo en el suelo, baila entre los viejos cañones.

El este del Malecon.

Oleo 80 x 60

El agua de la acera del Malecon parece que preste su reflejo al cielo.

Oeste del Malecon.

Oleo 100 x 60

En las noches de tormenta, aún se oye el santo y seña de los centinelas del Castillo del Morro.

86

Descapotable por Colon.

Oleo 82 x 65

Transcurren por el Paseo de Colón las viejas glorias de sus magníficos edificios y sus coches entrañables.

Plaza de Regla . La Habana.

Oleo 80 x 60.

Fuera de la ciudad de La Habana, en Regla , la vida sigue otro curso.

High Line. Start spreading the news.

Oleo 65 x 93

Empieza cantando Sinatra en su New York , New York. Sabe que la Gran Manzana es única!. Y asi lo transmite.

One World Trade Center. I,m leaving today.

Oleo 70 x 95

Un autentico centro rodeado de cientos de centros,-que se creen- todos únicos.

Plaza Vieja. La Habana.

Oleo 80 x 65.

'...de donde son los cantantes?' se oye preguntar cantando, desde el Buenavista Club Social de la esquina.

90

Lower Manhattan. I want to be part of it.

Oleo 65 x 93

Se crea belleza que no se esperaba entre edificios gigantescos, al reflejarse unos en otros y formando con las luces un conjunto único.

Times Square.

These vagabond shoes…

Oleo 70 x 95 x6

El corazón del centro del mundo nunca duerme.

18 con 7ª. Right trough the very heart of it

Oleo 95 x 70.

Teresa y Gandhi secretean sobre la Séptima Avenida.

95

Luz de Noviembre.

Oleo 93 x 65.

La Azohia arranca tonos azules y nacarados a sus atardeceres

Puente de Brooklyn. I want to wake up…

Oleo 93 x 65.

Hay un momento al dia en el puente, que mandan tanto las luces nocturnas de los edificios ,como los reflejos del sol sobre el hierro. Esta anocheciendo o amanece?.

Mahattan bridge. Are longing to stray…

Oleo 70 x 100.

El puente de Manhattan empequeñece al rio.

Luz de Noviembre.

Oleo 93 x 65.

La Azohia arranca tonos azules y nacarados a sus atardeceres

Luz tras la noria

Oleo 62 x 85

La antigua noria se rejuvenece jugando con el agua y los destellos de la luz al cruzarla.

Carrera Interespacial

Oleo 93 x 72

Sobre un fondo de formas cambiantes y a través de ellas, dos corredores compiten sobre el filo mortal. El perdedor desaparecerá, como lagrimas bajo la lluvia.

Crepusculo en cadmio naranja. La Azohia.

Oleo 100 x 81.

El mar absorbe las luces y los colores devolviendolos al cielo del crepúsculo.

LLegando al puerto. Cartagena.

Oleo 140 x 65.

La luz de Cartagena dota la amplia panoramica de la plaza del ayuntamiento de un tamiz que ilumina edificios y suelo del lugar, de forma que casi se diria que es el agua cercana del mar, en vez de la tierra.





Golden Gate. If you are going to San Francisco…

Oleo 92 x 65.

Un larguisimo suspiro de acero rojo suspendido en solo dos pilares a lo largo de toda la bahía.





Vive Les Vegues.

Oleo 100 x 80.

Cantaba Elvis a la brillante ciudad de los sueños, la que nunca duerme. En la que todo lo que ocurre allí, allí se queda.





Transportadores del color

Oleo 73 x 92.

Por un camino en el espacio, color negro de marte, los prismas transportadores llevan colores conducidos por otra forma geometrica distinta que los ilumina y guía.





Cruce de peatones. Shibuya.

Oleo 73 x 100

Fluyen los peatones de forma periódica y constante, como varios grandes ríos que se entrecruzasen sin mezclarse, una y otra vez.

Paso a nivel.

Oleo 100 x 73.

En un largo suspiro las vias del tren extienden la desolación en 50 metros, intocables, en torno a ellas. Pasan indiferentes con soberbio desdén y dividen en dos una ciudad que no las soporta.





Tobu Isesaki line. Tokio.

Oleo 65 x 82.

Sobre un ancho suspiro de hierro y acero transcurre uno de los múltiples trenes de Tokio. Sobre la estructura metálica, un brillo de verde cinabrio con el amarillo cadmio que produce la iluminación.



La torre de Sta. Elena.

0leo 72 x 92.

El mar vigila a la antigua torre y a sus acantilados, mientras todos ven pasar el tiempo.





A bordo del “Airoso”.

Oleo 72 x 92.

En la tarde de mar llana el Airoso se desliza deseando algo mas de movimiento.